1:00 pm

Star 0

Comment0

Cuando hice mis reservas, traté de mantener loejor de las comodidades al menor presupuesto. Había escuchado de estos "Hoteles Cápsula" y reservé casi toda mi estancia en este tipo de hoteles.

Cuando llegué a Kyoto, me hospedé en el 9Hours. Su filosofía es que debes dedicar 9 horas de descanso en tu día. Una hora de relajación, meditación antes de dormir, siete de sueño y una más para despertar, asearse y vestirse.

El hotel interesante. Es un tipo hostal con gente de todo el mundo. Cuando llegas te quitas los zapatos, que después de 27 horas de viaje se agradece. Haces check-in y te dan tu kit. Una llave para un locker donde guardas los zapatos cerca de la entrada, una bolsa con una pijama, un cepillo de dientes, toallas y pantuflas. También una tarjeta tipo de presentación con tu número de cápsula y un código QR. En el 9no piso hay regaderas, lockers, vestidores y un tipo jacuzzi. La tarjeta con el código QR sirve para abrir el locker. Ósom! Escaneas el código en el lector junto a tu locker y se abre. Están muy padres de su tecnología estos amigos.

Despedida, en el 6to piso estaba mi cápsula. La verdad es que bastante cómoda en tamaño, pero la cama/tatami/futón y la almohada estaban un poco duras, ni modo. Es lo que hay. Adentro hay donde cargar el celular y un dispositivo para poner la alarma. Cuando la activas, la luz se empieza a atenuar (juran que así se induce mejor el sueño) y en la mañana, antes de sonar la alarma se empieza a encender la luz otra vez. El único tema es que hay que hacer check-out cada día. Puedes guardar ahí tu maleta, pero el hotel se queda completamente vacío de 10 a 3 para que lo puedan limpiar. Al volv el día siguiente te vuelven a dar kit de bienvenida.

No comments