8:00 pm

Star 0

Comment0

El crucero de Shibuya es, estadísticamente, el cruce peatonal más transitado del mundo. Hay quienes hablan de que en un solo lapso de semáforo cruzan alrededor de 1,500 personas. No se si este número sea real, pero sí es toda una multitud. Hay 5 calles que convergen ahí, además de la gente que salen de la estación de tren, famosa por el perro que esperaba a su dueño ahí todos los días; Hachiko.

Cada que los semáforos, perfectamente sincronizados, empieza el espectáculo. Gente cruzando en todas direcciones, incluyendo diagonales. Además de cientos de locales y turistas tomándose una foto en el centro al cruzar. No se como sucede, pero no se ve que la gente choque mucho en el cruce. En la parte superior de una de las esquinas, a manera de palco, un Starbucks eternamente lleno desde donde se puede ver todo desde otra perspectiva.

Aproveché el rato que estuve ahí para hacer algunas fotos, tratando de salir de la clásica panorámica, para intentar algo muy a nivel de piso y a velocidades bajas. Hubo una foto que especialmente me gustó, una chica de vestido rojo, seguida por más personas en tonos obscuros, perfectamente iluminada por los autos que esperaban su turno para cruzar. Al momento de verla, pensé en Dorothy camino a Oz e hice la foto.

Después de estar ahí un rato, vi algo que no esperaba: un tipo que se disfraza de Stormtrooper sobre Av. Madero en el DF. Sí, era el mismo, platicamos un poco y me dijo que se dedicaba a viajar por todo el mundo y que vive de lo que la gente le da de propina por tomarse fotos con él. Y uno trabajando para poder salir con los gastos. Meh.

Después de mi corta visita a Shibuya, decidí volver a Shinjuku, quería volver a hacer algunas cosas con los letreros en los callejones ya más avanzada la noche. La verdad es que no cambió mucho, a pesar de ser más tarde. Siempre hay gente ahí entrando o saliendo a los bares. Cambiando de uno a otro, y conforme avanza la noche, van saliendo los japoneses con una sonrisa de innegable estado etílico. De ahí, todos se dirigen a alguno de los restaurantes de la zona, que por lo general sirven Ramen, en donde hacen una escala para volver hacia la estación de metro. Yo hice lo propio, escala en un restaurante y de vuelta al metro.

No comments